• Fue el primer centro sociosanitario del País Vasco en obtener la Q de Plata a la Calidad en Gestión
  • En su trayectoria, ha empleado a más de 300 personas, la mayoría mujeres y con una media de 15 años en el centro
  • Forma parte de las familias y personas del barrio de Santutxu desde hace dos décadas. Realiza numerosas actividades e iniciativas de puertas abiertas

Bilbao, junio de 2019.- La Residencia y Centro de Día Kirikiño, situada en el barrio bilbaíno de Santutxu, ha cumplido 20 años de vida en los que ha atendido a un total de 782 personas mayores de Bizkaia, de las cuales 518 han sido mujeres y 264 hombres, siendo la media de 85 años. De todas ellas, la persona más longeva que ha vivido en las instalaciones es una mujer que cumplió 106 años en enero de 2019 y sigue viviendo en  la residencia tras tres años y medio de estancia.

Estos datos han sido ofrecidos por Amaia Azaola, directora de la residencia, durante una jornada que el centro ha organizado para celebrar este aniversario en la que se han reunido los residentes, sus familiares y amigos, trabajadores y extrabajadores.

“Se ha tratado de un reencuentro con todas las personas que han hecho posible llegar a los 20 años y que han formado parte de nuestra familia a lo largo de estos años, con las que hemos vivido muchos momentos felices”, ha destacado Azaola.

Los actos han consistido en una misa, una actuación de un grupo de Euskal Dantza y un pintxo-pote amenizado con música y bailes. Además, durante todo el día ha habido una proyección de fotos con diferentes momentos vividos en estos 20 años.

Foco de empleo y primer centro de Euskadi en obtener la Q de Plata

Durante su vigésimo aniversario, la Residencia Kirikiño se ha convertido en un importante foco de generación de empleo en Bizkaia empleando a más de 300 personas, en su mayoría mujeres, con una media de 15 años en el centro.

Entre otras iniciativas, la Residencia Kirikiño ha destacado por poner en marcha actividades de diversa índole para integrar a las personas mayores de Bizkaia en la sociedad y para formar a cuidadores de personas dependientes.

Por otro lado, ha desarrollado exitosos sistemas de gestión de calidad,  medioambiental y  económica, que le valieron para ser reconocida con la Q de Plata en 2011, junto con la Residencia Barri-Barri, convirtiéndose en los primeros centros residenciales del País Vasco en obtener este galardón.

Parte del barrio de Santutxu

La Residencia y Centro de Día Kirikiño forma parte de las familias y personas del barrio desde hace dos décadas. Kirikiño centra su actividad en el cuidado de las personas mayores siempre teniendo en cuenta sus necesidades y las de su entorno más cercano.

Azaola, ha destacado que en Kirikiño “entendemos que el envejecimiento y la discapacidad va más allá del área sociosanitaria y afecta a otros ámbitos como el aprendizaje a lo largo de la vida, la participación social, los valores, la cultura y el ocio”. “Durante el año, realizamos numerosas actividades e iniciativas con las que abrimos las puertas de nuestra residencia al barrio de Santutxu. Nuestras puertas nunca están cerradas, siempre están abiertas”, ha concluido.