• Personas con diversidad funcional y dependencia realizan un circuito de pruebas deportivas con alumnos de primaria para que conozcan sus dificultades
  • La iniciativa ha sido promovida por el Foro Gizartea Sortzen, una asociación que tiene como objeto la promoción del envejecimiento activo, inclusión y normalización de colectivos de diversidad funcional a través de valores inclusivos
  • Los pequeños del Colegio Berrio Otxoa se han puesto en la piel de las personas con diversidad funcional y dependencia y han tenido que sortear varios obstáculos y pruebas con un ojo tapado, las piernas atadas o en sillas de ruedas para competir en igualdad de condiciones con sus “oponentes”

Bilbao, mayo de 2019.- Colectivos de personas con diversidad funcional y dependencia han realizado en Bilbao un circuito de pruebas deportivas con alumnos de primaria para que los pequeños conozcan las dificultades físicas que tienen estos colectivos. En total, en un ambiente festivo y reivindicativo, se han dado cita más de 150 participantes que han puesto de manifiesto la valía de todas las personas con discapacidad y dependencia en aras de erradicar el estigma que recae sobre estos colectivos.

La jornada se ha desarrollado en el Colegio Berrio-Otxoa de Santutxu y ha contado con la colaboración de la Diputación Foral de Bizkaia. Ha sido promovida por el Foro Gizartea Sortzen, una asociación de reciente creación que tiene como objeto la promoción del envejecimiento activo, inclusión y normalización de colectivos de diversidad funcional a través de educación en valores.

El compromiso de los socios fundadores de Gizartea Sortzen es el de impulsar de forma permanente una forma diferente de crear y conformar la sociedad en la que vivimos, mediante el desarrollo de actividades a favor de la promoción del envejecimiento activo y desestigmatización de la vejez y dependencia, la inclusión y normalización de colectivos con diversidad funcional y en riesgo de exclusión social. Para ello promocionan y educan en valores inclusivos y de reconocimiento de dichos colectivos. En definitiva, pretenden lograr una sociedad más integradora y justa, con unos valores y principios que se enmarcan dentro de los más altos principios éticos y morales.

La iniciativa del Foro Gizartea Sortzen, tiene por nombre “II ALL-IMPIADAS”, es resultado de la iniciativa promovida por las Residencias Barrika Barri (Barrika) y Kirikiño (Santutxu), el Colegio Berrio-Otxoa y el Centro de Estudios Almi. Es la segunda ocasión que se lleva a cabo.

En concreto, ha consistido en un circuito de pruebas y obstáculos en el que jóvenes deportistas, de once años de edad, procedentes de 5º de Primaria del Colegio Berrio-Otxoa, se han puesto en la piel de las personas con diversidad funcional y dependencia y han conocido de primera mano qué se siente al tener una discapacidad física o menor capacidad visual, entre otras situaciones.

De esta forma, han tenido que sortear varios obstáculos y pruebas con un ojo tapado, las piernas atadas o en sillas de ruedas para competir en igualdad de condiciones con sus “oponentes”. Sus “oponentes” han sido miembros de la Asociación de Familiares de Alzheimer de Bizkaia; de la Federación Coordinadora de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Bizkaia (Fekoor); Gaude (Entidad sin ánimo de lucro que presta apoyo tanto a las personas con discapacidad intelectual del Territorio Histórico de Bizkaia como a sus familiares); y residentes de las residencias Barrika Barri, Kirikiño, Olimpia y Txurdinagabarri.

En concreto, han participado 32 mayores de dichas residencias, 60 niños y niñas del Colegio Berrio-Otxoa, 4 usuarios de Fekoor,  6 usuarios de Gaude y 4 usuarios de AFA. Todos ellos han estado acompañados de terapeutas y cuidadores, y de 15 adolescentes de la Academia Almi que han ayudado a dinamizar las pruebas. Para el desarrollo de las pruebas, se han formado equipos sido mixtos para favorecer las relaciones entre niños y los diferentes colectivos por lo que cada equipo ha contado.

Gaizka Euba, responsable social de las residencias Barrika Barri y Kirikiño, centros organizadores de la iniciativa, han explicado que “se trata de un diploma conmemorativo pero no como premio, ya que los ganadores han sido todos y todas”.

También ha destacado que “la interacción entre diferentes colectivos ha generado a los participantes motivación vital, bienestar físico, mental y social”. “Ha sido una gran oportunidad para que compartamos experiencias de vida y un regalo para contagiar las ganas de transformar esta sociedad hacia un mundo más inclusivo”, ha concluido.

Os dejamos el programa de Palabras Mayores, que siempre nos acompañan en nuestras iniciativas.