Los mayores de las residencias Kirikiño (Bilbao-Santutxu) y Barrika Barri (Barrika) han donado un total de 1.555 euros a Médicos Sin Fronteras. Los propios mayores de ambos centros han sido quienes han decidido entregar el dinero a la entidad. Dicha cantidad ha sido recaudada en varias iniciativas solidarias desarrolladas durante el año pasado como mercadillos solidarios, colectas, representaciones teatrales benéficas, actividades intergeneracionales, etc.

El año que viene los mayores de las residencias elegirán entre ASPANOVAS, SAL, ARGOLANK y UNIVERSITARIO BILBAO RUGBY para destinar la recaudación de los próximos actos solidarios que ya tienen pensado realizar. El año pasado los mayores de las residencias donaron un total de 1373,27 euros a EITB Maratoia.

Nagore Eskisabel, representante de Médicos Sin fronteras, ha recibido el dinero en manos de los propios usuarios de las residencias en el transcurso de la jornada “Barrika Barri y Kirikiño en Comunidad”. La jornada ha reunido más de 150 personas en la Residencia Barrika Barri para visibilizar la valía de las personas mayores y con discapacidad mediante el desarrollo de varios juegos inclusivos de varias generaciones como lokotxak, txapas, ranas y pizarra digitales, tren pasa y canasta. Han participado niños y niñas de Plentzia Eskola, personas mayores de las dos residencias y personas con discapacidad intelectual de la Asociación Gaude.

La jornada ha sido organizada por las dos residencias Kirikiño y Barrika Barri y ha apostado por el envejecimiento activo y la integración social de colectivos como el de las personas mayores y el de las personas con discapacidad física o intelectual, entre muchos otros.

Sus organizadores han subrayado que el objetivo de la cita ha sido “crear lazos entre otros colectivos para construir una relaciones significativas en las que se reconozcan los intereses variados de las personas que forman parte y mostrar su apuesta diaria por la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en materia de integración social y envejecimiento activo”. La jornada ha concluido con un baile grupal protagonizado por todos los participantes y una paellada popular.