Entrevista a Amaia Azaola, directora de la Residencia y Centro de Día Kirikiño

Muchas personas desconocen que la Residencia Kirikiño también es un Centro de día y que es uno de los centros para personas mayores más reconocidos de toda Bizkaia y Euskadi.

Entre dichos reconocimientos, destaca la obtención en dos ocasiones del galardón Q plata del modelo EFQM otorgado por la Fundación Vasca para la Calidad (Euskalit) y el premio “Bilbao Gazte Balioak Martxan”, concedido recientemente por el Ayuntamiento de Bilbao.

 En concreto, el Consistorio bilbaíno premió la iniciativa “ALL-IMPIADAS” por reconocer y reforzar el rol protagonista del cambio social de las personas jóvenes. La innovadora iniciativa fue promovida y organizada por las Residencias Barrika Barri (Barrika) y Kirikiño (Santutxu), el Colegio Berrio-Otxoa, el Centro de Estudios Almi y el Foro Gizartea Sortzen.

En este contexto, en Santutxu y Más, conocemos un poco más de este innovador centro residencial, ubicado en pleno barrio de Santutxu, de la mano de su directora, Amaia Azaola.

¿Cuál es el reconocimiento que más ilusión os hace?

Sin ninguna duda es el reconocimiento que nos dan las personas mayores y sus familiares que han formado parte de nuestro centro.

Hablemos del Centro de Día, del que poco se conoce. ¿Cuáles es el perfil de una persona usuaria para ese recurso?

Los usuarios del Centro de Día suelen tener un menor grado de dependencia o no tenerlo, pero están en una situación de fragilidad como consecuencia de malos hábitos de vida, soledad,… Aunque estamos abiertos a cualquier persona independientemente de su grado de dependencia

Se trata de que las personas mayores mantengan al máximo su autonomía, de entrar y salir, y de mantener sus relaciones sociales, pero con una supervisión y ayuda que ralentice el deterioro de su calidad de vida. Se trata, por tanto, de que las personas mayores mantengan su entorno familiar a la vez que participan de una vida social, realizan actividades físicas y talleres cognitivos para activarse y prolongar su calidad de vida.

¿Los servicios son los mismos para el Centro de Día que para la residencia?

A cada persona que viene al Centro de Día o vive en la residencia se le realiza una valoración integral personalizada. De esta forma, se les incluye en unos programas asistenciales, sanitarios y psicosociales adecuados a sus necesidades. Así, en base a este diagnóstico personalizado participan en talleres de memoria, de estimulación, en diversas actividades de ocio y socializan con personas de su mismo perfil. La diferencia es que unos duermen en el centro y otros van a su casa andando o mediante el transporte del centro.

¿Por qué crees que son positivos los Centros de día como el de Kirikiño?

Los beneficios son muchos. Para las personas usuarias se crea una rutina que trabaja la parte física, cognitiva y emocional, influyendo positivamente en la autoestima y retrasando la dependencia. Los familiares, por su parte, disponen de tiempo para ellos con la tranquilidad de que su familiar está bien cuidado. Además, el horario lo deciden ellos, pueden venir más tarde, participan de las actividades de la mañana o de la tarde, o alargar la jornada hasta la hora de cenar. Algunos están con nosotros tres horas, el fin de semana e incluso alguno se ha quedado a dormir en algún momento puntual.

¿Cuáles son los retos de futuro de Kirikiño?

No son retos de futuro, son retos del presente. Queremos seguir participando de la vida del barrio, saliendo a la calle, manteniendo relaciones con las asociaciones y los colegios de la zona. Kirikiño está en constante evolución y, en el marco de su vigésimo aniversario que estamos celebrando este año, en septiembre hemos renovado instalaciones claves en el día a día del centro como son el gimnasio y la sala para estimulación y ejercicios. Hemos llevado a cabo una inversión de 116.000 euros.

Dichas instalaciones forman parte del piso inferior de la residencia donde están las estancias comunes como el comedor donde servimos comida casera, el amplio salón donde realizamos diversas actividades y otras zonas de ocio.

Además, esta renovación ha permitido ampliar el centro de día, siendo su nueva capacidad de 20 plazas. Siempre estamos en constante evolución para mejorar y adaptarnos a las demandas sociales.